Cine, Lectura

Conversaciones con Woody allen [Eric Lax]

cOnversaciones con Woody Allen es un libro fácil de leer pero algo pesado a la mitad (a la mitad o cuando te das cuenta) que la pregunta que estas leyendo Eric Lax ya se la ha planteado al cineasta en un capítulo anterior.
Es interesante conocer un poco más de cerca si cabe la personalidad y las ideas que Allen refleja cuando esta escribiendo, rodando o viendo sus películas pero no se necesita 485 páginas para ello.

Interesante las referencias a las lecturas que le han influido a Woody allen y su opinión sobre escritores y filósofos como Hemingway, William Faulkner y John Steinbeck entre los que más le han influido. Poetas como William Butler Yeats.

En su crítica a Shakespeare dice: “Sus obras me parecen simplonas y dirigidas a un público paleto. Ninguna de sus comedias me parece divertida pero el discurso es espléndido, maravilloso, se apodera de ti”.

También interesante la defensa de la idea que todo espectador le atribuye de neurotico, el papel que representa en muchas de sus películas no es autobiográfico. Woody explica que en la vida real es mucho más sencillo que todos esos papeles que representa en el cine (en contra de todos los críticos que siguen atribuyendole esa personalidad).

Una aportación más, una referencia que Woody hace a Bergman y que me ha gustado mucho:
“Tengo la firme impresión de que nuestro mundo esta a punto de irse a pique. Nuestros sistemas políticos se encuentran en grave peligro y han dejado de tener utilidad. Nuestros patrones de conducta social, tanto internos como externos, han demostrado ser un fracaso. Y lo más trágico de todo es que no podemos ni queremos, ni tenemos la fuerza para cambiar el curso de la historia. Es demasiado tarde para revoluciones y en lo más profundo de nuestro ser ni siquiera creemos ya en sus efectos positivos. A la vuelta de la esquina nos aguarda un universo dominado por los insectos, y algún día este pasará por encima de nuestra existencia ultraindividualizada. Por lo demás, soy un respetable socialdemócrata”

Tengo que añadir uno de los videos tan divertidos que este genio ha contado:Imagen de previsualización de YouTube

Standard
Lectura, Lectura sobre arte

40 años en el arte neoyorquino [Marcia Tucker]

Whitney Museum, MOMA, The New Museum, Marcel Duchamp, Andy Warhol… desde la escritura de una conservadora del arte contemporaneo Marcia narra su vida entre artistas, obras de arte, tragedia y duro trabajo.

Hace muchas reflexiones interesantes para mi. Y referencias a escritores, artistas y filósofos:

  • [… Hablando de como catalogar las obras y su sentido]. Muchas veces pecamos por desconocimiento del arte o de las obras, Marcia Tucker en este libro hace referencia a una nota de Leo Steinberg diciendo: “Si una obra de arte te molesta, probablemente sea buena obra. Si la odias, es probable que sea magnífica”.
  • [… Seguimos hablando de como catalogar las obras y su sentido]. Ella también pensaba que las obras de arte importantes plantean más preguntas que respuestas. De otra forma también nos recuerda que las obras deben hacernos prestar atención a aquellas cosas que podrías de otro modo, pasar por alto.
  • [… Hablando del dualismo entre el cuerpo y la mente. Cuando un espectador prefiere la idea antes que el arte (algo de lo que se le acusaba a Marcia cuando era Directora del New Museum of New York)]. Ella defendía conceptos, contextos, el cómo, dónde de una obra y no solo el análisis de las propiedades formales de la obra. Fue criticada por preferir las ideas al arte, pero como ella decía: Como se puede separar las ideas del arte? cuando existen esos dualismos?
    Marcia hace referencia a Karl Marx (el cual hablaba de dualismos entre el cuerpo y la mente: el sufrimiento mental y el sufrimiento físico). Él decía que sólo hay un antídoto para el sufrimiento mental, que es el sufrimiento físico. Pero el dolor sólo ralentiza la mente durante un pequeño lapso de tiempo (Marcia Tucker descubrió el chocolate que funciona mucho mejor que el sufrimiento físico :)).
    O tal vez Karl Marx estaba en lo cierto, ambos sean distintos, y en realidad tu mente es quien le grita a tu cuerpo: “Imbécil, te has dado en el dedo del pie y ahora no podrás llevarme donde quería”.
Imagen de previsualización de YouTube
Standard
Lectura, Lectura novela historica

ShanghaiBaby [Wei Hui]

Para nada esperaba que la a medias autobiografica novela fuera tan actual y moderna. Este libro prohibido en China es la primera novela de Wei Hui y cuenta la historia de una joven llamada Cocó. Una joven aspirante a escritora envuelta en un triangulo amoroso que describe el Shanghai más actual. Rodeada de drogas, fiestas y papeles de escritura.

Es una novela inocente, de muy facil lectura y donde he encontrado muchos momentos en los que me he sentido identificada con la escritora. Joven, con momentos dificiles, con momentos de diversión y con momentos muy sensuales y en otros muy frivolos.

La lectura esta acompañada de citas de varios autores, aquí dejo una:

Contra la uniformidad, la diversidad.
Contra las restricciones, el fanatismo por la ausencia de límites.
Contra el igualitarismo, la jerarquía.
Contra las espinacas, los caracoles.
Salvador Dalí

Standard
Lectura novela historica

Travesuras de la niña mala [Mario Vargas Llosa]

Mi amiga Verónica me recomendaba que leyese a Mario vargas Llosa. Con mi afición incontrolada de comprar libros, compré Travesuras de la niña mala hace unos meses en New York. Y en estos días me ha acompañado a todas partes hasta que he llegado a la última página de la novela.

La novela narra una historia de amor tormentosa, impredecible y en algunos momentos de la lectura se convierte en agobiante. Mario Vargas Llosa hace que el lector se mantenga sin respiración y pegado al texto sin terminar de imaginar que es lo siguiente que ocurrirá, donde se reencontrarán la niña mala y el niño bueno.

El autor describe con una mirada casi fotográfica como eran las ciudades por las que pasearan los protagonistas entre los años 70 y 80; Paris como ciudad acogida para muchos inmigrantes latinoamericanos que huían de las dictaduras, el Londres de los hippies y liberales, Tokio como centro asiático para nuevos negocios y la ciudad de Madrid con la llegada de los primeros inmigrantes a los barrios más castizos.
Vargas Llosa es un escritor fascinante. Como él comenta espera morir aprendiendo chino. HAce una entrevista al final de la novela donde explica que para él no hay un final. Siempre hay una ilusión de continuar escribiendo, inventando y aprendiendo.Y así espero que lo haga.

Standard
Tu.yo.You.I

September 11, recuerdo de una amiga

Hoy es 11 de Septiembre de 2009. He rebuscado entre mis diarios como una de mis profesoras de la universidad de New York nos relataba hace un año, el 11 de Septiembre de 2008 como vivió aquel día de 2001. Recuerdo que llegó tarde a clase por el acto que se celebrara en Downtown en memoria de las víctimas. Los autobuses no circulaban con la regularidad de siempre.
Cuando ella entró en el aula sofocada como solía estar, su pelo blanco, su camiseta de los bomberos de New York (FDNY), su estampado bolso colgando del hombro, como de costumbre su chapa en el pecho de Barack Obama for president, su sombrero de cuadros y cargando con la misma bolsa de siempre llena de carpetas y papers de sus estudiantes; supimos que algo la ocurría. Sin apenas tomar asiento, comenzó a relatarnos como vivió aquel trágico ataque terrorista de las torres gemelas hacía aquel día 7 años. Nos relató como el 11 de Septiembre de 2001 comenzaba con un día como otro cualquiera, dando clase en el edificio de NYU Downtown, Manhattan. Estaban dando clase en la primera planta, una profesora entró corriendo al aula diciendo: “Un avión se ha estrellado contra uno de los edificios del World Trade Center!!”. Todos los alumnos se levantaron para mirar por las ventanas. Clarice les llamo la atención y les recordó que deberían terminar su lección. A los 10 minutos, Clarece continuaba dando su lección y repasando con los alumnos algunos de sus papers cuando el ruido de la calle, las gentes gritando y las sirenas de los coches de policía empezaron a ser tan molestos que Clarice decidió asomarse a una de las ventanas. Sus alumnos no podían concentrarse tampoco distraídos por el barullo en el exterior, de modo que decidieron salir a la calle. Desde el edificio de la universidad, en Astor Place se veía con mucha facilidad y cercanía The World Trade Center. Mientras miraban hacia las torres atónitos, llego el segundo ataque. El segundo avión choco contra el segundo edificio. Clarice solo recuerda que todos quedaron en estado de shock. La gente comenzaba a gritar y a sentir el miedo.
¿Que haces en ese momento? Nos preguntaba Clarice.De repente cientos de personas comenzaron a aparecer entre las calles corriendo muertas de pánico, llevaban sus cell-phones en la mano. Parecía como si un ejército viniese hacía ellos. Eran cientos de personas que huían del World Trade Center. Les preguntaban que había ocurrido y cada persona les comentaba algo nuevo: “Han cerrado los puentes”, “han cerrado los túneles”… Todo Manhattan estaba bloqueado y nadie podía abandonar la isla, quizá solo podemos imaginarnos un momento así recordando una película de ciencia ficción. Según Clarice fue un momento que esta gravado en sus pupilas y que cerrando los ojos por una fracción de segundo es capaz de reproducir y reproducir una y otra vez. Fue unos momentos de mucha tensión que espero no volver a vivir jamás comentaba. Al anochecer de los días posteriores, se veía como bomberos, policías y gente de la construcción regresaba de la zona Cero después de pasar horas buscando gente entre los escombros. Era una imagen desoladora, llenos de suciedad, muertos de cansancio y con los rostros demacrados por la tristeza se dirigían a descansar por un rato. Entre las calles, personas desde los edificios ondeaban sus banderas y les aplaudían por su gran trabajo. Son situaciones muy especiales, que incluso solo con escribirlas y sin haberlas vivido provocan en mí un escalofrío.

Cientos de personas que trabajaban o estudiaban en Manhattan viven en New Jersey, Brooklyn, Queens o Bronx. Ellos no pudieron salir de allí y se tuvieron que refugiar en los Centros de Deporte, las universidades abrieron sus centros dando pizzas gratis y mantas para poder dormir. Clarice decía que durante esos días la gente intentaba sobrevivir y esperaban con mucho miedo el siguiente ataque terrorista. Nos contó que muchos restaurantes, bares y supermercados ofrecían su comida y bebida a todas aquellas personas. Momentos de ayuda para mucha gente. Policías, bomberos y mucha otra gente de otros estados vinieron para proteger la zona y ayudar en las labores de rescate. Clarice recuerda que la compañía Starbucks no ayudó a los ciudadanos, mientras el resto de establecimientos se pusó a disposición de cualquier persona que necesitó ayuda. Starbucks cobraba el botellín de agua a 1$.Clarice terminaba así su relato “I swear i’ll never go to Starbucks”.

Standard
Tu.yo.You.I

Sobre a crise mundial [Neto, director de criação e sócio da Bullet]

Thanks Silvia for this text!
Sera el primer texto para motivarnos en nuestras primeras lecciones de portugues.

“Vou fazer um slideshow para você.
Está preparado? É comum, você já viu essas imagens antes.
Quem sabe até já se acostumou com elas.
Começa com aquelas crianças famintas da África.
Aquelas com os ossos visíveis por baixo da pele.
Aquelas com moscas nos olhos.
Os slides se sucedem.
Êxodos de populações inteiras.
Gente faminta.
Gente pobre.
Gente sem futuro.
Durante décadas, vimos essas imagens.
No Discovery Channel, na National Geographic, nos concursos de foto.
Algumas viraram até objetos de arte, em livros de fotógrafos renomados.
São imagens de miséria que comovem.
São imagens que criam plataformas de governo.
Criam ONGs.
Criam entidades.
Criam movimentos sociais.
A miséria pelo mundo, seja em Uganda ou no Ceará, na Índia ou em Bogotá sensibiliza.
Ano após ano, discutiu-se o que fazer.
Anos de pressão para sensibilizar uma infinidade de líderes que se sucederam nas nações mais poderosas do planeta.
Dizem que 40 bilhões de dólares seriam necessários para resolver o problema da fome no mundo.
Resolver, capicce?
Extinguir.
Não haveria mais nenhum menininho terrivelmente magro e sem futuro, em nenhum canto do planeta.
Não sei como calcularam este número.
Mas digamos que esteja subestimado.
Digamos que seja o dobro.
Ou o triplo.
Com 120 bilhões o mundo seria um lugar mais justo.
Não houve passeata, discurso político ou filosófico ou foto que sensibilizasse.
Não houve documentário, ong, lobby ou pressão que resolvesse.
Mas em uma semana, os mesmos líderes, as mesmas potências, tiraram da cartola 2.2 trilhões de dólares (700 bi nos EUA, 1.5 tri na Europa) para salvar da fome quem já estava de barriga cheia.”

Thanks Silvia for sending me the text!

Standard
Tu.yo.You.I

Missing Flatbush

Missing Flatbush when its been three days now since I moved to my new place means that it was more than a place to live for me.My first day in The Upper East Side, I went to the Food Emporium supermarket. Broccoli, tomatoes, cucumber, bananas and a couple of fruits more cost $50. Last week, in my small vegetable store in Flatbush, a similar buy was $20. There is a big difference in prices.

This big difference is more than the cheap price of food. I’m missing seeing how people dress and what people eat because in Flatbush, there are immigrants from the Caribbean, mostly from Haiti and Jamaica, from India, and from African countries like Ghana or Nigeria. So, when I am on the street I find clothing stores and restaurants which are strange and new for me. I love to learn about that.

I missed the food prices from Flatbush last Saturday. Today, I’m missing the colorful, funny and strange stores and restaurants but I really will miss the people.

My roommate Melody is from Jamaica. She always calls me: “Baby”, “How you doing?, baby”. With this sweet word she makes me feel safe. My friend Ely from Senegal, who works at the Laundromat, Iused to spend two or three hours talking about politics, religion, sex and drugs. While washing-machines and dryers were turning round, we were laughing and arguing about all of those subjects. Many days, used to go back home with my big black and blue backpack full of clean clothes at 3 a. m.

And I don’t know how I can explain how much I miss him and I’ll miss Eder. Even though Eder and I are completely different, we created something between us that was very special. He used to wake me up to go to the gym in the early mornings. We used to walk around Flatbush late at night. The great thing is he makes me smile all the time. On Sunday, I left him behind the black bars at the Newrick Av Subway Station while my number 2 train started to move to the city. It’s going to be hard to forget Melody, Ely and Eder.

It’s going to be hard being far from Flatbush, my neighborhood.

Standard